Batallón de Reclutas conoció la Brigada Anfibia Expedicionaria de la Infantería de Marina aposentada en el Fuerte Aguayo

24 Febrero, 2020

Concón. El pasado sábado 22 de febrero y como parte de las actividades profesionales correspondientes al período de reclutas, nuestros futuros cadetes navales junto a sus brigadieres, realizaron una visita al Fuerte “Félix Aguayo”, lugar donde se encuentra asentada la Brigada Anfibia Expedicionaria “BAE”, y en donde los diferentes Batallones enseñaron sus roles y capacidades.

La jornada comenzó con una exposición realizada por el Segundo Comandante de la BAE, Capitán de Navío IM Jorge Keitel, quien destacó el accionar de los Infantes de Marina en las distintas operaciones militares y de despliegue internacional como lo son las Misiones de Paz, además del grado de rigurosidad en el entrenamiento, el dinamismo de las funciones en los distintos escenarios de combate anfibio y la diversidad de Operaciones en los diferentes ambientes, como clima desértico, clima frío, entre otros.

Asimismo  y como parte del proceso de inducción a la institución, los reclutas conocieron la orgánica de nuestra Infantería de Marina,  sus actividades cotidianas y su preparación diaria para constituir el núcleo de las fuerzas de desembarco y expedicionarias de la Armada de Chile, todo esto con el claro objetivo de internalizar en los reclutas la vital misión de la Infantería de Marina: “la proyección del poder naval hacia tierra”.

Junto con lo anterior, tuvieron la oportunidad de escuchar las valiosas experiencias del personal de la Infantería de Marina, familiarizarse con sus equipos y operar los vehículos con los que cuentan en la actualidad.

El primer gesto de una naciente Infantería de Marina, se produjo cuando un grupo de 25 Cazadores de los Andes, al mando del Comandante Rudecindo Alvarado Toledo, abordó el Bergantín Español “Águila”, consiguiendo tomar el control de este, para constituirse como el primer buque de la Armada de Chile.

Desde entonces, no ha habido campaña, emergencia o crisis en que nuestro país no haya requerido del vital accionar de sus intrépidos Soldados del Mar, entendiéndose con esto que, la Infantería de Marina constituye una necesidad natural e indispensable del alma de la Armada de Chile.

 “FORTIS ATQUE FIDELIS” (FUERTES A LA VEZ QUE FIELES).