Soy Vicente Weason Maturana, nací en Santiago pero he vivido toda mi vida en Curicó. Estudié en el Colegio Vichuquén y siempre me gustó hacer muchos deportes, especialmente rugby, que practico desde los 8 años.

¿Cuando decidí ingresar a la Escuela?
Un día cuando yo me encontraba cursando 2° medio, la Escuela Naval expuso una charla motivacional para todos nosotros… En ese momento me di cuenta que lo mío era enfrentar nuevos desafíos, hacer algo distinto, enfocado al trabajo en equipo y liderazgo.

Cuando les conté a mis padres que quería entrar a la Armada fue muy difícil,  debido a que ellos pensaron que era algo pasajero y luego iba a cambiar de opción, esto de las FF.AA era algo desconocido para mí y para ellos, pero estaba muy convencido que  esta carrera era lo que quería para mi vida.

 

 

Pasado el tiempo en 4° medio postulé y quedé seleccionado en el proceso final de admisión. Empezar esta nueva aventura fue muy emocionante,  pero dejar de lado a mi familia, mi club de rugby  y amigos, no fue fácil, pero fue una decisión importante en mi vida, la cual decidí tomar, ya que era un gran sueño para mí.

Siendo Cadete me di cuenta, que puedo seguir practicando el deporte que tanto me gusta, representado a la Escuela  y más aún haciendo amigos que sin duda lo serán toda mi vida.

 

 

En primer año obtuve grandes experiencias, tales como; los primeros desfiles y viajes a lo largo de Chile. Posteriormente en segundo año tuve que elegir mi escalafón, opté por  Infantería de Marina, hasta hoy no me arrepiento de mi elección, ya que cumple con todo lo que yo buscaba para mi vida profesional.

 Me gusta mucho esta especialidad, porque me lleva a romper mis propios límites y a valorar todo lo que tengo, un ejemplo es la relación con mis compañeros, con quienes paso gran parte del tiempo y me apoyan sin importar las circunstancias que estamos enfrentado.

Ya en tercer año me siento orgulloso de ser parte de la Armada de Chile y  siento que la Escuela Naval me ha dado todas las herramientas necesarias para egresar en un futuro como  Oficial Infante de Marina.